Dejemos de lado la indiferencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Dejemos de lado la indiferencia. Es momento de defender el derecho humanos de aprender y educar

Necesitamos Interesarnos en la educación

No podemos continuar paralizados, es necesario dedicar tiempo e interesarnos por la educación,  ocuparnos del destino de nuestros jóvenes,  son ellos el futuro del país, y no podemos permitirnos ponerlos en un espacio de orfandad, dejándolos solos. Es  hoy el tiempo de hacer, de ocuparnos,  a partir de la acción  de cada uno de nosotros e invitemos a colaborar, participar, para exigir ese repensar la escuela para llegar a un renacimiento de la educación.

A todos aquellos, que con vocación decidieron participar desde la función pública, urge ocuparse de la educación. Es momento  que la educación sea prioridad en sus agendas. Porque con esta actualidad, los jóvenes no encontraran un futuro, solo obstáculos para ingresar al mundo laboral.  Comprender que esta problemática  está unida al conocimiento es esencial, por eso hay que repensar  esa escuela vinculada a la realidad social, al mundo real. Hoy nuestros alumnos, no solo no terminan la escuela sino que egresan con escasos saberes.

Es muy delicada la realidad y nos abarca a todos. Es cuestión de remitirnos a las estadísticas, solo el 32 % de los alumnos de nuestro país termina el secundario en la educación de gestión pública, el 62 % en las escuelas de gestión privada, de acuerdo a informes elaborados por CEA. El nivel de la educación argentina está debajo del de todo los países del OCDE, (Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Corea, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Luxemburgo, México, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino … ) y de algunos países de la región.

Ante lo expresado, es necesario mostrar alguna reacción ante esta delicada situación, es ahora el momento de empezar a levantar las voces en defensa del derecho de aprender y el derecho humano de educar. No podemos seguir aceptando parches en la educación y permitir que el capital humano se deteriore aun más, porque así estamos dilapidando el futuro de nuestro país.

Si la educación no es el objetivo principal de nuestros gobernantes y de todos los ciudadanos estamos perdidos. El renacimiento de la escuela es cosa seria y los gobernantes, sindicalistas deben  darle la seriedad merecida al tema. Ese renacer no puede resumirse a una lucha salarial, que sin dudas es importante, pero la problemática es más profunda. Y reafirmo, para que no se confunda, que el docente debe ser reconocido  con un  salario justo para poder tener acceso a una vida digna.

Es tarea del  Estado  destinar la inversión que corresponda, distribuir correctamente para lograr que cada niño de nuestro país, tenga las mismas posibilidades para poder terminar de una vez por todas con la inequidad en la educación. Hoy se invierte un 6,7% en educación, evidentemente en nuestro país  la prioridad son los planes sociales y no la educación,  hay que animarse a invertir a largo plazo para que en el futuro, podamos ver los resultados esperados, ciudadanos educados, competentes y de esa manera  seguramente bajara  esa inversión social.

Argentina no merece nuestra indiferencia, continuar pensando que el problema no existe es un error, hay que hacerse cargo. Es momento de ocuparnos, de informarnos, participar, acercarnos a las escuelas, formar parte de la comunidad educativa, acompañar la educación de los hijos. Es momento del renacimiento de la educación y dejar de lados las diferencias…

Daniel A. Traverso

Daniel A. Traverso

Docente y Columnista

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Últimos Artículos

Sígueme en las Redes