Noticias

“Una expulsión de la escuela pública”: se consolida la fuga de los alumnos del primario estatal a la educación privada

Así lo reveló un estudio de la Universidad de Belgrano que analizó las matrículas de ingreso a los establecimientos

desde 2004 a 2020

La matrícula del nivel primario en la Argentina descendió un 2,5% entre 2004 y 2020 de un total de 4.984.972 alumnos a 4.859.105. La baja se produjo entre 2004 y 2015 (3,4%), mientras que entre ese año y 2020 ascendió un 0,9%. Así lo reveló un informe publicado hoy por el Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, titulado “La matrícula evoluciona con gran desigualdad en la escuela primaria”. El estudio se basa en las cifras oficiales del Ministerio de Educación de la Nación. Así, el dato más dramático que surge del trabajo es que se consolida la fuga a la educación de gestión privada, que se registró un ascenso en su matrícula del 22%, incorporando a más de 230.000 alumnos en los 16 años estudiados. Mientras que la de la gestión estatal descendió un 9,1% (400.000 chicos), y pasó de 3,9 millones en 2004 a 3,5 millones en 2020.

Ante estos datos alarmantes, el director del CEA, Alieto Guadagni, advirtió: “Una hipótesis es que no sucedió tanto una atracción de la escuela privada, sino una expulsión de la pública. Porque si se concentra el cierre de las escuelas y las huelgas de docentes en la escuela pública, es lógico y razonable que muchos padres decidan que sus hijos tengan clases y los inscriban en una privada”.

Además, el estudio señaló que, según las últimas proyecciones del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), la población total de chicos de 6 a 12 años creció un 4,5% entre 2010 y 2020. Por eso, “al comparar estas variaciones en la matrícula con la evolución de la población de niños en edad escolar correspondiente al nivel primario, se observa que son opuestas”.

El informe apuntó que esas variaciones fueron más destacadas entre el período de 2004 y 2015, mientras que en los últimos cinco años presentaron menor volatilidad. De esta manera, la educación primaria estatal decreció en el primer período un 10,4% y ascendió en el segundo un 1,5%; mientras que la privada creció en la primera franja un 23,1% y disminuyó en la segunda un 0,8%.

“Una explicación muy valiosa es que, si el cierre de las escuelas por las huelgas docentes se concentra en las públicas, algunos padres y madres de familia, preocupados por el futuro de sus hijos, los pasen al ámbito privado, donde por lo general el acatamiento a los paros se cumplen menos. En los últimos cuatro años, la matrícula pública repuntó, pero venía cayendo desde principios de este siglo”, explicó el especialista.

Las provincias con mayor índice

La provincia de Santa Cruz es la jurisdicción que presentó un mayor crecimiento de la matrícula de educación primaria entre 2004 y 2020: un incremento del 39,8%. Así pasó de 30.531 alumnos en 2004 a 42.679 en 2020. El informe apuntó que esta provincia contemplaba seis años de nivel primario en 2004 y que hacia 2020 incluía siete.

Siguen la línea las provincias de Tierra del Fuego, con un crecimiento del 18,8%; y Chubut, con un 9,6%. La provincia de Buenos Aires, que concentra gran parte del alumnado total, se sitúa en cuarto lugar con un crecimiento del 8,3%, principalmente condensado en el conurbano bonaerense.

En el ámbito privado, la provincia líder en crecimiento de la matrícula fue Tierra del Fuego, con un 68,7%; y en cuanto a las escuelas estatales, el mayor aumento lo registró Santa Cruz, con un 36,8%.

El distrito que experimentó la mayor caída de la matrícula, en un 23,3%, fue Formosa; seguida de Jujuy (23,1%) y Catamarca (22,6%).

La Ciudad de Buenos Aires presentó una disminución del 3,6%: se produjo un decrecimiento del 13,3% en la matrícula de la escuela estatal y un crecimiento del 9,8% de la privada.

“Hay provincias donde la caída de la pública es muy alta y también el ascenso de la privada. Se requieren estudios propios, sobre todo con las autoridades provinciales, para conocer la razón”, señaló Guadagni.

Fomentar la matrícula

El experto precisó que, para fomentar la matrícula de la escuela estatal en el nivel primario, “exigiría vincular el pago de la Asignación Universal por Hijo al cumplimiento de la asistencia a clases. Se debe enfatizar el control de ese lado, porque este programa inicialmente tenía como propósito asegurar la asistencia a la escuela de los chicos pobres. Esto debería estar en responsabilidad del Ministerio de Educación, si lo que se quiere es un sistema que potencie la asistencia a clase”.

Además, Guadagni señaló que esta situación se agudizó con la llegada de la crisis sanitaria por Covid-19. “La pandemia castigó mucho más a los chicos de la educación pública, porque en la privada tuvieron clases a distancia, porque contaban con equipamiento en las casas. Una cantidad importantísima de alumnos de la escuela pública la abandonó porque quedó marginada. La pandemia acentuó la desigualdad educativa que ya existía en la Argentina”, concluyó.

Fuente: La Nación

Por Sandra Rodríguez Ramos

Más Noticias

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Sígueme en las Redes