LA EDUCACIÓN "INCLUSIVA" Prof. Julio Manuel Pereyra

LA EDUCACIÓN EN TIEMPOS DEL CORONA-DENGUE


Deprecated: Elementor\Scheme_Color ha quedado obsoleto desde la versión 2.8.0. Utiliza Elementor\Core\Schemes\Color en su lugar. in /home/puntocom/domains/politicayeducacion.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5051

Deprecated: Elementor\Scheme_Typography ha quedado obsoleto desde la versión 2.8.0. Utiliza Elementor\Core\Schemes\Typography en su lugar. in /home/puntocom/domains/politicayeducacion.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 5051

Amigos y Anunciantes que nos apoyan

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las Plataformas Virtuales,  el  valor del Docente y la Consciencia Situacional (Artículo de Opinión)

Advertencia: se trata de un suicidio profesional

Las alertas Sanitaria y Epidemiológicas por el COVID-19 (Coronavirus/Pandemia Mundial OMS) y el Dengue (Epidemia Regional Brasil, Paraguay, Argentina) han obligado a la suspensión transitoria de la asistencia a clases (a las aulas, modalidad presencial), y puesto en juego diferentes modalidades  no presenciales, virtuales y a distancia.  

Los MOOC (Masive Open Online Courses), las plataformas virtuales (EVA/Entorno Virtuales de Aprendizaje), y las tutorías digitales se han puesto a la vanguardia como alternativas de continuidad pedagógica para amortiguar el impacto de la pérdida de tiempos pedagógicos.

Mi dilema se centra y  radica en dos puntos:

  • El primer punto es, sí las TIC, que  se han posicionado como una herramienta indispensable en los nuevos procesos educativos, pueden suplantar la presencia, la espontaneidad, la creatividad docente y la consciencia situacional que el Educador posee.
  • El segundo punto, y es otra de nuestras preocupaciones, que sucede con los miles (acotado a Argentina) que no poseen accesibilidad a internet, no cuenta con los recursos ni manejan los procesos de ingreso, registro, descarga, etc., que plantea esta modalidad. 

Sobre el primer punto:

Días atrás, discutía con un amigo al que considero una eminencia en estos de las aplicaciones educativas de la tecnología (entendida para este texto como insumos digitales, aplicaciones informáticas, plataformas virtuales, computadoras, etc.; en esa línea),

El eje del debate (quizás atrapado en mi arrogancia y experiencia profesional) radicó desde mi postura,  en que estos auxilios didácticos (aún con la Inteligencia Artificial, logaritmos, innovación y su carácter lúdico) no podrán suplantar la capacidad de reconocimiento situacional (consciencia) del docente, mientras él me ilustraba todas las potencialidades y alcances de aplicaciones y recursos tecnológicos en el plano de la pedagogía y la enseñanza.

No soy retrogrado, de hecho utilizo apoyos tecnológicos con aplicaciones de uso didáctico en la enseñanza, ni niego los usos y valoraciones de estos medios (principalmente en lo Terapéutico- Pedagógico y en la Educación Especial); sin embargo, mi concepción pedagógica y educativa se enmarca en el desarrollo de funciones ejecutivas y competencia cognitivo- cognoscitivas autónomas en, desde y para el sujeto, y considero las TIC (en su concepto más amplios) estrategias didácticas más que alternativas y complemento funcionales.

Desde mi concepción las TIC pueden hacer y facilitar los procesos de cálculo, potenciar un comunicador (CAA/PECS) digital interactivo pragmático, promover la lógica- intuitiva, estimular competencias lingüísticas, etc., pero yo Educo desarrollando representaciones mentales, (re)habilitando o desarrollando el pensamiento, construcción de Esquemas Conceptuales Representativos y Operativos (ECROS), todo de manera artesanal, estratégico- situacional, con material concreto.

 Tengo miedo que las tecnologías educativas permitan “hacer” pero de manera mecánica, aplicada, y por reconocimiento de patrones (o algoritmos), no desarrollando la comprensión social, restringiendo el lenguaje, mientras las valoramos atrapados en lo funcional o resolutivo.

Un niño puede escribir un texto con un procesador de voz,  o hasta recurrir a un video- cuento (más dinámico y lúdico), pero esto no puede suplantar el trabajo en motricidad fina (grafo motricidad) coordinación mano- ojo y lateralidad que representa la escritura, ni la imaginación, memoria y asociación que representa la lectura.

El dibujo (la creatividad), bosquejo, representaciones, nociones de proporción, no pueden ser suplantados por mapas interactivos ni impresiones, dado lo que representa para las funciones cognitivas y cognoscitivas la proyección, la creatividad.

No es solo que aprenden, es que creen, inventen, puedan equivocarse y desarrollen competencias intelectuales independientes de los recursos materiales.

Nuestra concepción educativa desde “Caminos de Tiza” no es enseñar a destornillar, ni a usar un destornillador (ejemplo burdo pero claro), es a entender las dinámicas de una rosca, para que funciona y así desarrollar meta competencias donde el ejemplo de la herramienta no sea más que eso, un ejemplo, no la solución.

No enseñamos métodos, sino técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje, comprensión y alternativas creativas resolutivas. Así por ejemplo no enseñamos la suma (u otras operaciones), sino nociones de adición, cantidad, volumen, desplazamiento en la banda numérica, etc.; en Historia no enseñamos (solo) hechos, biografías o cronologías, abordamos nociones de simultaneidad, pasado/presente/futuro, causa-efecto, espacios históricos diferentes a políticos, etc.

Entonces, intentamos educar las formas de pensamiento, basados en asociación, imitación, reconocimiento, descripción, analogía y explicaciones, no resolver (el principal uso que hoy, los docentes, en la educación tradicional le dan a las TIC), procesos que entendemos suplantas las competencias cognitivas del estudiante.

Repito entonces, no se trata del no uso (yo en lo personal las aplico), sino  de su abuso; consideramos entonces que las metodologías educativas (desde la techne didáctica) debe promover siempre modalidades mixtas (artesanales/tradicionales y tecnológicas), y no temer el analfabetismo digital sino al funcional.

Sobre el segundo punto:

Hoy son miles de estudiantes lo que no poseen acceso ni a medios ni recursos para desarrollar este tipo de metodologías (no presenciales/a distancia/ virtuales), o que con acceso, se ven saturados y bombardeados de información sin poseer las estrategias y competencias de seleccionar, jerarquizar u ordenar este (recurriendo al copia y pegue).

La información no es conocimiento y mucho menos saber, y colgar decenas de links a artículos interesantes o videos didácticos no garantiza nada en tiempos de 144 caracteres.

La suba de materiales generales y las pruebas estandarizadas que pululan en plataformas, violentan el Diseño Universal de Aprendizaje, dejan afuera los estudiantes con PPI, anulan materiales por ejemplo en braille, y no siempre (99% de los casos) existe interpretación (videos) en Lengua de Señas.

Los horarios de las actividades “presenciales” (video conferencias en vivo, uso del programa ZOOM, etc.) tampoco coinciden con las dinámicas del hogar que jamás puede compararse con las del aula/hablamos de elementos y situaciones distractoras-emergentes (mascotas, hijos, problemas familiares, etc.), lo que desde la neuroeducación se conocen como ambientes cerebro amigables o clases cerebro compatibles.

Los procesos de andamiaje o apoyo simultáneos- sincrónicos, son tan (o más) importantes que los diacrónicos y en video conferencia no pueden en la mayoría de los casos propiciarse o desarrollarse.

Tampoco hemos visto material bilingüe en las aulas, no hemos considerado la fatiga visual de la exposición permanente a las pantallas (cumpliendo actividades no deseadas), etc.

Este formato, que no aplica funcionalmente al Niveles Inicial, Modalidad Especial, a la Educación Rural (o a las EFAS), que no contempla la Educación Intercultural- Bilingüe, es propio de primaria, secundaria y más propicio para Terciario/Universitario.

Los tiempos pedagógicos, el curriculum oculto, las decisiones estratégico- situacionales, la improvisación didáctica, son cosas que entiendo, por ahora, ni la educación digital ni la IA pueden entender ni suplantar en y desde nuestra visión Pedagógica de la Educación: Humanizar.

Solo desde  la mirada (válida y real) de la Escuela  fábrica de empleados, preparados para el trabajo (mirada absolutamente capitalista mercantil), basado en las nuevas necesidades operativas del mundo y la obsolescencia del factor humano se (puede) hacer  hincapié en las tecnologías.

Las tecnologías al servicio del Humano, pudiendo suplantar sus operativas (trabajos), jamás suplantando la humanidad, principio base de la docencia.  lsdunhi

Prof. Julio Manuel Pereyra (Uruguay/Argentina)

Prof. Julio Manuel Pereyra (Uruguay/Argentina)

Educador Comunitario/Docente de Apoyo a la Inclusión.
Escuelitas Ambulantes "Caminos de Tiza"

Mas Artículos del Autor

¿Te gustó este artículo?