Noticias

Fuerte brecha en la cantidad de egresados en escuelas públicas y privadas

De los 848.303 alumnos que comenzaron primer año del secundario en 2014, sólo 366.137, es decir el 43,2%, lo terminó a tiempo, seis años después. Dentro de ese número surge una diferencia alarmante entre la tasa de egreso de las escuelas públicas y las privadas.

Los datos pertenecen al último informe del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, basado en la información disponible del Ministerio de Educación.

Si bien la cifra ya marca problemas estructurales del nivel secundario, el drama se acentúa al tomar en cuenta que las escuelas de gestión privada graduaron, en el período analizado, al 63,8 por ciento de sus alumnos, mientras que el sector estatal lo hizo apenas con el 36,1 por ciento.

“A pesar de que la matrícula de nuestro nivel secundario creció, como también lo hizo la cantidad de egresados, es necesario que ese crecimiento sea equitativo y no distinga por el nivel socioeconómico de nuestros estudiantes”, señaló Alieto Guadagni, director del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano.

Para los especialistas, los números no se explican porque un sistema de gestión sea mejor que el otro necesariamente, sino por el perfil de los alumnos que asisten a cada establecimiento. La clase media-alta, con padres profesionales, apuesta por la educación privada.

“Los gremios docentes fortalecen la escuela privada. Porque ante cada huelga en escuelas públicas, los padres piensan en mandar a sus hijos a la privada”, dijo Guadagni en diálogo con Lanata sin Filtro. Del mismo modo, se refirió a los feriados: “Para conmemorar a nuestros próceres no hay que cerrar las escuelas, no. Hay que abrirlas para explicar lo que hicieron y lo que eran”.

En el análisis del CEA surgen diferencias notorias por provincia. Por ejemplo, La Rioja graduó al 58 por ciento de sus alumnos secundarios en el lapso estudiado; la ciudad de Buenos Aires lo hizo con el 54 por ciento, y San Luis, con el 52 por ciento. Mientras tanto, en Santa Fe esa cifra fue de apenas 31 por ciento; en Santa Cruz, de 35 por ciento, y en Salta, de 36 por ciento.

Si se presta atención a las cifras relativas a los diferentes sistemas de gestión, en todas las jurisdicciones las escuelas de gestión privada muestran una mayor relación entre graduados secundarios e ingresantes, respecto de las escuelas de gestión estatal. La comparación más extrema se da entre el 88% de los estudiantes graduados por las escuelas privadas de San Luis y el 24% de los chicos de las escuelas públicas de Santa Fe.

“Es necesario eliminar las diferencias respecto de la cantidad de estudiantes que comienzan y culminan el nivel secundario en el tiempo esperado, además de garantizar la calidad de su nivel de conocimiento. De esta manera, se producirá un importante avance hacia la justicia social y la igualdad de oportunidades, favoreciendo así la disminución de nuestra pobreza”, advirtió el director del CEA.

A su vez, Guadagni se mostró en contra de la prohibición de publicar resultados de aprendizaje por escuelas. “A los pibes los estigmatizás cuando no les enseñás, no cuando no publicás las notas de los exámenes”, explicó.

“El avance científico y tecnológico es cada vez más exigente. Nuestros abuelos pudieron prosperar teniendo tercer grado. Todo eso ha cambiado. Hoy si no terminás la secundaria, vas a tener un peor nivel de vida y te vas a quedar sin empleo. El futuro se juega en la escuela. Si usted no tiene buena educación… eso es mucho más importante que todos los recursos naturales”, agregó.

Fuente: Infobae

Más Noticias

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Sígueme en las Redes