CLASE 3. Las funciones de la Educación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La función de la Educación para la vida en libertad

Curso Educación y política en la globalización por Dr. Miguel Ángel Barrios

Las funciones de la educación: nosotros las vamos a tomar a partir de las categorías conceptuales del informe de Jacques Delors, informe que coordinó el ex ministro francés para el informe de la UNESCO del estado de situación mundial de la UNESCO –año 2000 – hace un diagnostico y proyecciones de la situación educativa mundial. Allí de ese informe nosotros rescatamos estas cuatro misiones fundamentales de la educación, hoy vigentes.

La primera misión se trata aprender a ser, es decir, aprender a desarrollar nuestras potencialidades, a medida que la desarrollamos esas potencialidades personales vamos generando densidad cultural en la comunidad en que vivimos. Es un proceso retroalimentativo entre personas-comunidad, comunidad-personas.

La segunda misión, es que la educación significa aprender a hacer, quiere decir que los conocimientos que se adquieren de información, saberes y valores que se adquieren en la escuela, en la educación formal pero también en la educación no formal, porque rescatamos la educación no formal y también la educación permanente que es la dura toda la vida. Esto significa transferir a situaciones nuevas los conocimientos aprendidos para ser reaprendidos, es decir, para saber actuar en situaciones nuevas. Este es el verdadero aprendizaje, que no queda en la memoria selectiva sino que es un conocimiento teórico- práctico. No hay aprendizaje sin conocimiento teórico – práctico.

La tercera misión es aprender a emprender, es decir, la educación no existe sin un sujeto pedagógico, pero ese sujeto debe ser un sujeto para ser libre. Es lo que decía Paulo Freire, en la pedagogía del oprimido, la educación para liberarnos de la opresión de las estructuras injustas para que la educación no sea una mera producción de desigualdades. Para nosotros, educación es creación de capital social. En ese sentido rescatamos la enseñanza del maestro al libertador Simón Bolívar cuando le dijo “Ud. me formó mi corazón para la libertad”, eso es la educación, la educación para la liberación, educación para hombres libres. Esto significa una educación en la cultura, no hay educación para la liberación si no es en la cultura, no puede haber educación para la liberación de un pueblo que no sea libre. Esto es fundamental y no se habla, cuando solo se hace un reduccionismo de la educación en categorías áulicas.

El problema de la educación es que se reduce  la educación a la dimensión exclusivamente didáctica. Esta es muy importante pero no es solamente la educación. Estamos hablando de una necesidad de recrear una filosofía de la educación en los desafíos del siglo XXI.

La cuarta misión es para vivir juntos. No hay educación sin una ética de la solidaridad mundial en esta globalización de la indiferencia que nos habla el Papa Francisco. En un mundo de injusticias, de que vale ganar la revolución tecnológica si se pierde la vida, por lo tanto, la educación es la bandera y la escuela es el baluarte donde se debe plantar esa bandera.

Dr. Miguel Ángel Barrios

Dr. Miguel Ángel Barrios

Profesor de Historia, Magister en Sociología, Magister en Educación, Doctor en Educación, Doctor en Ciencia Política-Universidad del Salvador-Bs. As.

Más artículos del autor

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Últimos Artículos

Sígueme en las Redes