Robótica en el aula para activar el pensamiento computacional y el uso creativo de la tecnología

Amigos y Anunciantes que nos apoyan

Robótica en el aula para activar el pensamiento computacional y el uso creativo de la tecnología.

La facultad de Ingeniería de la UNER brindó un taller en Valle María. El auge de las industrias 4.0 y el talento humano cada vez más valioso

En la localidad de Valle María se realizó el pasado viernes 3 de junio, una interesante jornada sobre robótica. La propuesta estuvo articulada por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Fiuner) y contó con la participación de unos 24 estudiantes pertenecientes a tres escuelas secundarias de la zona.

La bioingeniera Rosa María Weisz, adjunta de la cátedra de Robótica, docente e investigadora de la Fiuner, resaltó la importancia de la actividad, destacando que “La programación y la robótica son herramientas muy útiles y motivadoras para trabajar en las aulas”.

—¿En qué consistió la actividad y cómo se implementó?

—La actividad consistió en un taller de robótica que se llevó adelante en la localidad de Valle María, en una jornada que inició a las 9.30 y finalizó a las 16.30. Se comenzó con una charla sobre robótica y luego se hicieron grupos de 3 o 4 chicos que armaron circuitos electrónicos, realizaron ejercicios de programación y las actividades propuestas.

Desde la facultad llevamos varias computadoras portátiles y materiales para armar circuitos: kits con microcontroladores Arduino 1, sensores, actuadores, Leds, resistencias, cables, que se adquirieron con un proyecto de la Secretaría de Extensión de la UNER y se están usando en distintos talleres en los que participaron estudiantes y docentes de secundaria.

Los chicos utilizaron un simulador gratuito, disponible online -Tinkercad-, que permite programar muy fácilmente circuitos simulados y cargar los programas en el microcontrolador real, una vez que han demostrado su correcto funcionamiento. En el taller, se explicó lo que es un circuito electrónico, junto con el principio de funcionamiento de los sensores y actuadores, que utilizaron para armar un semáforo inclusivo, que se ponga en rojo cuando detecta la presencia de un peatón y mueva una barrera para gestionar el tránsito.

También trabajamos con conceptos de vehículos autónomos (pequeños robots móviles), armados con los mismos sensores y actuadores que usaron en sus proyectos (cuyo soporte mecánico se imprimió en el laboratorio de prototipado e impresión 3D de la Fiuner) y analizamos su funcionamiento.

Actividad. Taller de Robótica en el Complejo Héctor Pedro Rohr (Valle María). Gentileza Rosa María Weisz
  • ¿Qué le explican a los chicos sobre la robótica? ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

—Se les dio una introducción sobre la robótica, definición, evolución del concepto a lo largo del tiempo y aplicaciones (industriales, médicas, robots sociales, robótica colaborativa y otras). También se se introdujeron conceptos básicos de la industria 4.0 -relacionada con una nueva manera de producir, mediante la adopción de soluciones enfocadas en la interconectividad, la automatización y los datos en tiempo real-, de las proyecciones sobre robótica y el trabajo del futuro y finalmente, se comentaron los nuevos paradigmas, que amalgaman la robótica con la visión y la inteligencia artificial.

—¿Dónde se estudia? ¿En qué carrera se pueden encontrar con la temática?

—La robótica está inmersa en un área sumamente interdisciplinaria y posee el potencial de integrar habilidades y conocimientos desarrollados en muchos campos de estudio, tales como las Matemáticas, Física, Mecánica, Computación, Control, Inteligencia Artificial y Electrónica entre otras. En la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Oro Verde), se estudia robótica en las carreras de Bioingeniería e Ingeniería en Transporte. También se ofrece robótica, con aplicaciones al sector industrial y agroalimentario, en la carrera de Ingeniería en Mecatrónica de la Facultad de Ciencias de la Alimentación (Concordia).

Entusiasmo. “Aunque tenemos un buen número de mujeres científicas, todavía nos faltan muchas ingenieras”, expresó la bioingeniera Weisz.

—Imagino que los jóvenes se sienten atraídos por este tipo de iniciativa. ¿Qué consultaron? ¿Cuáles fueron sus dudas?

—Se mostraron sumamente interesados y participativos con las actividades propuestas, y todos los grupos lograron llegar a los resultados y objetivos propuestos, incluso siendo que en su mayoría no tenían ninguna formación previa en la temática. En general, pudieron resolver sus dudas entre ellos. Nos consultaron sobre el simulador (que está disponible en forma gratuita y pueden seguir usando para armar otros proyectos) y sobre cuánto les costaría armar un kit similar para trabajar usarlo en casa.

—¿Se puede instrumentar la formación en robótica en las escuelas? ¿Es una herramienta importante para el desarrollo de proyectos áulicos?

—La programación y la robótica son herramientas muy útiles y motivadoras para trabajar en las aulas. Permiten abordar de forma creativa proyectos integradores y diversos que articulen los contenidos de varias materias, relacionados con problemáticas: tecnológicas, ambientales, sociales y comunitarias, entre otras. Como tal, han sido incluidas en los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios de Educación Digital, Programación y Robótica, aprobados por el Consejo Federal de Educación, Resolución N° 343/18. Para poder implementarla en las escuelas se necesitan computadoras, conexión a internet y algunos kits con el material de trabajo.

Pero sobre todo, se necesita formar a los docentes que tendrán que utilizar estas nuevas tecnologías en sus prácticas pedagógicas. Es por ello, que desde la Fiuner ofrecimos en 2021-2022 una Diplomatura en Programación y Robótica Educativa (dirigido y coordinado por las bioingenieras Celina Bratovich -directora del museo interactivo de ciencias de la UNER- y Jesuana Aizcorbe, fundadora -junto con Celina-, del Taller ”Peques Científicos”) destinada a los docentes de secundaria. La misma, tiene el objetivo de profundizar la formación docente en educación digital, con énfasis en el uso de herramientas relacionadas con TICs, programación y robótica.

—¿Qué conocimientos pone en juego la robótica? ¿Con qué conceptos hay que familiarizarse?

—La robótica propicia el desarrollo del pensamiento computacional y pone en juego conocimientos sobre física, electrónica, programación, entre otras. Pero también permite incentivar la creatividad, el pensamiento horizontal y trabajar sobre problemáticas actuales como la inclusión, la ecología y las alternativas tecnológicas que puedan aportar soluciones a las necesidades de nuestra comunidad, teniendo en cuenta nuestras realidades y particularidades.

—Se hace hincapié en la necesidad de motivar el estudio de las ingenierías y también de aumentar el número de mujeres en la ciencia. ¿Se interesaron las chicas en el taller que dictaron?

—Como mencionamos en la charla que les damos a los chicos, actualmente estamos en el auge de las industrias 4.0. Que hacen uso masivo de internet, aprovechan las ventajas de la conectividad y procesan grandes cantidades de información, usando estrategias de inteligencia artificial, aprendizaje automático y deep learning (aprendizaje profundo). En este escenario, muchas de las tareas repetitivas van a desaparecer, pero se crean nuevas oportunidades para aquellos que puedan usar creativamente la tecnología.

En este escenario, el talento humano es cada vez más valioso y nos puede dar la posibilidad de generar importantes riquezas con una inversión relativamente baja, haciendo uso de nuestros conocimientos, habilidades y capacidades. Argentina tiene la suerte de contar con educación pública y gratuita de calidad, con un nivel de profesionales reconocidos en todo el mundo y nuestras carreras de ingeniería no son la excepción. Actualmente, producimos menos ingenieros de los que necesitamos y aunque tenemos un buen número de mujeres científicas, todavía nos faltan muchas ingenieras.

Si bien en nuestra facultad, tenemos un alto porcentaje de estudiantes mujeres (y muchas graduadas con una trayectoria profesional destacable), esto no siempre es así en el resto de las ingenierías -todavía-. Ya que estamos hablando del tema, aprovecho el espacio para invitarlos a participar en las actividades que está organizando la comisión de género de nuestra facultad, para el 23 de junio, día de las mujeres en la ingeniería. Respecto a la pregunta, varias chicas asistieron al taller y se interesaron por la actividad y aunque eran un poco menos numerosas, tuvieron una excelente performance -al igual que sus pares varones- y trabajaron con mucho entusiasmo.

—¿Cuál es el balance que realizaron después de presentar la didáctica?

—El balance por supuesto es muy positivo. Recibimos varias invitaciones para dictar nuevos talleres en la zona de Valle María. Pero como buena ingeniera que soy, me parecería bueno generar instancias de formación docente en estas temáticas, para pasar a otra escala y ser más eficientes, con el fin de poder llegar (indirectamente) a la mayor cantidad de estudiantes posibles.

Dina Puntín

Dina Puntín

Comunicadora y periodista

Todos los Artículos de la autora

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Artículos, Historias y Noticias

Sígueme en las Redes