Nuevos desafíos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nuevos retos que nos llevan a definir el rol de la escuela.

            Estamos recorriendo un camino donde los cambios abruman, vivimos un cambio de época, cada una de esos periodos ha afectado a la escuela, por las demandas que incurren sobre las instituciones educativas, eso nos exige a una constante interrogación sobre el futuro y el sentido. Es un interrogante  que nos vincula para crear lazos que nos lleve a pensar sobre el sentido y  la importancia que debe tener la educación en nuestro país. Es un interrogante por el país mismo.

            La realidad, el panorama que nos enfrentamos a diario, nos lleva a reflexionar sobre los desafíos que debemos afrontar. Retos que nos lleva a sortear la fragmentación y la exclusión social. Entre todos debemos definir que rol debe desempeñar la escuela ante este presente, conflictos que de alguna manera han incidido en lo cultural y también en el proyecto educativo. Es importante buscar el espacio para fortalecernos y encontrar las estrategias necesarias para dar respuestas a tanta incertidumbre.

            Tener conocimiento de la realidad social, entender el mundo que vivimos, es fundamental para cada docente, para cada uno de los actores de la educación, porque conocer la época en que vivimos, tomar conciencia de la cuarta revolución industrial, que ya es un hecho, nos puede ayudar a mirar y a enfocar el aula como una realidad social.

La escuela no puede estar lejos de la realidad, de las desigualdades. Creo que es el sitio desde donde sí podemos intentar insertarnos a esta nueva realidad, es  el espacio que tenemos cada uno de los ciudadanos para formarnos. La escuela ante este panorama nunca puede ser indiferente. Como dice David de la Fuente García, “la escuela se ha convertido en el espejo donde se reflejan las demandas de nuestra sociedad”, o diría que la escuela debe convertirse en el contexto donde se comiencen a dar respuestas a todas las demandas de este nuevo mundo que nos toca vivir.

            Tener conocimiento de la realidad implica conocer el escenario que nos toca en la actualidad, una sociedad más  competitiva, donde  el conocimiento juega un rol fundamental, es tener conocimiento de la cuarta revolución industrial, las llamadas tecnologías 4.0, que ya son una realidad, Klauson Schwab vaticina que «estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos.

La transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes», La robótica digital está cambiando todos los sectores de la sociedad, y por lo tanto la educación no puede estar ajena a esta realidad. Es un motivo más para repensar el sistema educativo.

Estamos en presencia de la cuarta revolución industrial, debemos conocer que  los «nuevos poderes» del cambio vendrán de la mano de la ingeniería genética y las neurotecnologías,  áreas que parecen lejanas, extrañas para nosotros. Esta revolución representa un cambio de paradigma, estamos en presencia de una revolución diferente a las otras, de un cambio donde la velocidad de estos avances no tiene precedentes en la historia, el alcance y el impacto en los sistemas será diferente. Este proceso solo beneficiara a quienes sean capaces de innovar y adaptarse.

            Tener conocimiento de la realidad y actualizarnos permanentemente nos ayudara a tener esa capacidad para conocer el presente y anticiparnos  al futuro, poder hacer frente a los cambios. El renacer de la escuela debe estar pensado en una institución abierta a incorporar una formación integral y anexar la tecnología como herramienta del aprendizaje, pero también pensar en la formación del docente. Es momento de actuar y cambiar, “Necesitamos pasar de modelos masivos de educación a formas más personalizadas, que es lo que están pidiendo los jóvenes. Se requiere una educación más flexible, al ritmo de cada quién; que reconozca los saberes de los alumnos, nos manifiesta  Maritza Rondón, rectora de una Universidad Cooperativa de Colombia.

Es decir, se trata de tener en cuenta las fortalezas, necesidades, habilidades e intereses de cada alumno, puede ser muy positivo adoptar formas más personalizadas, pero también hay que tener en cuenta la capacitación del docente, tener en claro la de que se trata la “inclusión” real como para que este enfoque sea más accesible.

            Erich Fromm decía que… “la educación consiste en ayudar a un niño a llevar a la realidad sus aptitudes”, por lo tanto necesitamos una escuela, ante las demandas sociales, que se  transforme en un ámbito donde se tomen decisiones, un espacio creativo que haga frente a los nuevos desafíos y  elabore  proyectos  acordes al presente que ayude al alumno ser parte de la realidad y la escuela sea protagonista de la cuarta revolución. ;\l

Daniel A. Traverso

Daniel A. Traverso

Docente y Columnista

Más artículos del autor

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Últimos Artículos

Sígueme en las Redes

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Advertencia: La cuenta de evolucion66 necesita volver a conectarse.
Debido a los cambios en la plataforma de Instagram el próximo 2 de marzo de 2020, esta cuenta de Instagram debe volver a conectarse para permitir que el feed continúe actualizándose. Vuelve a conectar en la página de ajustes del plugin