La escuela rural que está “más allá del fin del mundo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

www.politicayeducacion.com continúa recorriendo lugares, escuelas, rincones de Argentina, resaltando, valorizando la misión que llevan a cabo las  escuelas rurales, sus docentes. En esta oportunidad, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, emplazada entre el último tramo de la cordillera de los Andes y el Canal Beagle, Ushuaia, su capital, es la ciudad más austral del mundo, capital de la provincia de Tierra del Fuego. Su nombre proviene de la lengua Yámana y significa “bahía que mira hacia el poniente”. Es uno de esos lugares que debemos visitar al menos una vez en la vida. Bellos paisajes, mar, bosques, lagos, valles y montañas, que lo hacen inolvidable.

En esta ocasión, el escenario, es Puerto Almanza, paraje al este de Ushuaia, de unos 70 habitantes permanentes aproximadamente y casi 200 temporarios.  El último pueblo de América del Sur, desértico y helado rincón de la Isla Grande de Tierra del Fuego, donde dos meses al año, el sol se esconde detrás de las montañas y deja de templar la nieve. Allí encontramos  un establecimiento educativo rural, sobre la costa norte del Canal Beagle, la escuela “44 Héroes del Submarino ARA San Juan”, la misma está ubicada al límite del ejido urbano del pueblo de pescadores artesanales fundado por Ley territorial en 1987.

Puerto Almanza, ubicado en la zona aledaña a la desembocadura del Almanza en la bahía Almirante Brown sobre las costas del Canal Beagle, a 75 km de Ushuaia, allí se encuentra el poblado más austral de América Latina,  localidad habitada por pescadores. Un lugar desconectado del vertiginoso ritmo de vida de las ciudades. Desde sus costas se puede divisar Puerto Williams en la isla Navarino, Chile. Allí hay un puesto de vigilancia y control de tránsito marítimo de la Armada Argentina.

            El nombre del lugar proviene de un aserradero que funcionaba en la zona entre las décadas del 40 y 50. En el año 1966 la Prefectura Naval Argentina instaló un destacamento que aún existe. Los primeros asentamientos civiles se registraron en la década del 90, y hacia el año 2001, un grupo de pescadores artesanales se estableció de manera definitiva en el lugar.

            Por otro lado, los habitantes originarios de la zona fueron los yaganes, quienes mantenían la tradición de arrojar restos de conchillas a las fogatas. Esos montículos aún forman parte del paisaje y hoy es posible visitar responsablemente algunos “concheros” o sitios arqueológicos a orillas del canal.

Puerto Almanza, hoy cuenta con un ancladero que recibe embarcaciones de pesca y turismo. La actividad que desarrollan los pescadores artesanales se centra en la extracción de centollas y moluscos del Canal Beagle y en la pesca del róbalo. También se han creado emprendimientos dedicados a la cría de mejillones, cholgas, erizos y truchas.

Sus habitantes fueron las últimas personas que vieron pasar al ARA San Juan navegando rumbo al Atlántico Sur, el lunes 13 de noviembre de 2017. Y es una de las razones por las que los vecinos propusieron bautizar a la escuela del pueblo con este nombre: “44 héroes del submarino ARA San Juan”, inmenso reconocimiento a los héroes de la Armada Argentina.

Liliana Juliá, docente de la escuela, nació en Salta y estudió en Formosa, donde ejerció como maestra rural. Hace más de diez años que vive en Ushuaia y desde el 12 de marzo se traslada de lunes a viernes a Puerto Almanza para dar clases con la modalidad “plurigrado”, una metodología de enseñanza que se practica en las escuelas rurales con pocos alumnos de distintas edades. “Hasta el año pasado daba clases en la Escuela Nº 24 de Ushuaia y cuando le ofrecieron hacerse cargo de la escuela, nunca lo dudo y hoy está feliz de estar allí”. Tanto en el norte como en el extremo sur “la forma en la que se abordan los contenidos es la misma: en el plurigrado todos estamos en la misma aula y se dispone el trabajo de manera similar”.

La única maestra y hasta hace poco también limpiaba, ahora la ayuda una señora”, no deja de hacer los desayunos y las meriendas, porque la escuela es doble turno, de 8 de la mañana a 15 horas, con un corte de 12 a 13 para que los chicos almuercen en sus casas. “En la escuela, la maestra hace de madre y de padre,  el día que no hay clases, a los chicos “se les viene el mundo abajo”. “Casi todos los vínculos sociales se dan en la escuela

Los nenes siempre me cuentan que vieron pasar al submarino frente a la Isla de Navarino, Chile “En ese entonces no estaba en la escuela, pero los nenes siempre me cuentan que vieron pasar al submarino frente a la Isla de Navarino (Chile). Es un tema muy sensible para ellos y para sus familias, y en general para todos los fueguinos, igual que el tema Malvinas”, cuenta la maestra.

Puerto Almanza es el último punto civil desde donde se avistan los navíos que ingresan al canal de Beagle o que salen del mismo rumbo al Atlántico. “En Almanza también vieron partir por última vez al crucero ARA General Belgrano durante la guerra de Malvinas. Y lo mismo pasó con el rastreador ARA Fournier” que naufragó en 1949 con 75 tripulantes y 2 civiles. Hay un sentimiento de camaradería muy fuerte”.

En Almanza, la hermandad con la Armada y con la marinería en general no solo tiene que ver con un sentimiento de defensa nacional. El vínculo de los vecinos con el mar los define. La mayoría de ellos son pescadores artesanales que salen cada día con la certeza de que, si caen al agua helada, no volverán.

Fuentes:

https://www.lanacion.com.ar/
https://findelmundo.tur.ar/
https://www.argentina.gob.ar/

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Últimos Artículos

Sígueme en las Redes