LA EDUCACIÓN ES UN APRENDIZAJE IMPORTANTE Y UN DERECHO

Amigos y Anunciantes que nos apoyan

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

LA EDUCACIÓN ES UN APRENDIZAJE IMPORTANTE Y UN DERECHO

La educación es el aprendizaje de diversos conocimientos. Podemos decir que empieza por la adquisición de conocimientos básicos como la alfabetización y normalmente es la primera fase o contacto del ser humano con la lectura y la escritura y se da casi siempre en la educación primaria o escuela y siempre con el apoyo más cercano y `familiar’ de los que rodean al niño y que no siempre es la familia directa como son los padres. Esta primera toma de contacto con el mundo educativo es una etapa crucial que permitirá al niño o niña continuar con su formación e integrarse en la educación secundaria y/o superior a largo plazo.

La educación podemos definirla como un aprendizaje necesario que permite a las personas desarrollar su personalidad e identidad, así como sus capacidades físicas e intelectuales y sobre todo para el autoconocimiento de la valía y aptitudes de cada persona. La educación contribuye siempre a la plenitud personal favoreciendo la necesaria integración social y posteriormente profesional.

La educación o formación contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas porque ofrece a los desfavorecidos una oportunidad para salir de la pobreza. Por lo tanto la educación es una herramienta fundamental para el desarrollo económico, social y cultural de todas las poblaciones del mundo que provoca que la educación se haya convertido en un derecho fundamental y universal. No en un privilegio.

Según dice la UNESCO la educación es un derecho humano fundamental que ligado a la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) respalda los principios rectores de la Agenda Mundial Educación 2030 y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS) adoptado por la comunidad internacional y basado en los derechos humanos con el firme propósito del disfrute pleno del derecho a la educación como catalizador para lograr un desarrollo mundial sostenible.

¿QUÉ ES EL ODS?

El Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) es un mecanismo internacional para el desarrollo multidonante y multiagencias creado en 2014 por las Naciones Unidas para apoyar actividades de desarrollo sostenible a través de programas conjuntos multidimensionales e integrados.Su principal objetivo es unir a agencias de la ONU, gobiernos nacionales, mundo académico, sociedad civil y empresas para afrontar los desafíos de la pobreza, promocionar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y lograr los ODS. Propiciar alianzas público-privadas para los ODS es parte del ADN del Fondo ODS.

Como mecanismo interagencial, el Fondo ODS trabaja con todo el sistema de las Naciones Unidas, actualmente con 14 agencias, implementando programas conjuntos en todo el mundo. El Gobierno de España realizó una contribución inicial para establecer el fondo, y más de 20 donantes se han sumado desde entonces.

El Fondo ODS apoya programas conjuntos en 23 países, con un presupuesto de aproximadamente 70 millones de dólares. Los socios nacionales e internacionales, incluido el sector privado, aportan aproximadamente el 58% de los recursos a través de fondos de contrapartida. Cada programa conjunto contribuye al logro de varios Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Fondo ODS es el primer mecanismo de cooperación para el desarrollo de la ONU específicamente establecido para implementar la Agenda 2030. 

La Declaración Universal de Derechos Humanos proclama que la educación es un derecho humano fundamental para todo el mundo y este derecho se detalla en la Convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza. ¿Pero cuál es el significado exacto de esa afirmación?

¿Por qué es la educación un derecho humano fundamental?

El derecho a la educación es un derecho humano para todos a lo largo de toda la vidae indispensable para el ejercicio de otros derechos humanos. Y es que la educación de calidad tiene por objeto el desarrollo completo de los seres humanos.

Esa enseñanza es una de las herramientas más poderosas para mejorar la condición social de los niños y adultos marginados, sacarlos de la pobreza e integrarlos en la sociedad. Los datos de la UNESCO muestran que si todos los adultos del mundo completasen la educación secundaria, el número de pobres podría reducirse en más del 50 por ciento.

La educación de calidad disminuye la brecha de género en beneficio de las niñas y las mujeres. Un estudio de las Naciones Unidas muestra que cada año de escolaridad reduce la probabilidad de mortalidad infantil de un 5 a un 10 por ciento.

Para que este derecho humano sea eficaz, es preciso que exista igualdad de oportunidades, acceso universal a la enseñanza y criterios de calidad de aplicación obligatoria, que se puedan monitorear.

¿Qué implica el derecho a la educación?

El derecho a la educación implica la educación primaria gratuita, obligatoria y universal. También es derecho a la educación la enseñanza secundaria, incluso formación técnica y profesional y por supuesto la educación superior estas últimas muy sometidas a la capacidad individual. 

Enseñanza básica para quienes no han completado su educación o educación en edad adulta también se considera un derecho que van más allá hasta llegar a las oportunidades de formación profesional.

También constituye parte del derecho a la formación y material didáctico de calidad para los docentes y un sistema de becas y condiciones materiales adecuadas para el personal docente.

¿Cuál es la situación actual?

 Aproximadamente 258 millones de niños y jóvenes no están escolarizados en el mundo, según los datos del Instituto de Estadística de la UNESCO (UIS)para el año escolar del año 2018. El total incluye 59 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria, 62 millones en edad de escuela secundaria inferior y 138 millones en edad secundaria superior. Sólo 155 países garantizan legalmente 9 años o más de educación obligatoria. Y solo 99 países garantizan legalmente al menos 12 años de educación gratuita. Además el 8,2% de los niños en edad escolar primaria no cursa la enseñanza primaria.

Según estadísticas solo seis de cada diez jóvenes terminarán la escuela secundaria en 2030. La tasa de alfabetización de los jóvenes (entre 15 y 24 años) es del 91,73%, lo que significa que 102 millones de jóvenes carecen de las habilidades básicas de alfabetización. Ni que decir tiene que los datos han ido empeorando gracias a la pandemia mundial, conflictos bélicos, diferencias educativas en determinados países como actualmente Afganistán, etc.

Y es que la educación transforma vidas y también el mundo desde preescolar hasta más allá y siempre a través de los temas que a la ciudadanía mundial interesa como es el desarrollo sostenible, los derechos humanos, la igualdad de género, la salud y el fomento de la enseñanza en general.

Las Metas Educativas

Como grandes metas educativas y según el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 existen 10 metas que engloban muchos aspectos incluso diferentes de la educación. Hay 7 que son resultados ‘esperables’ y 3 metas que son medios para conseguir esas metas.

Siete Metas de Resultados

4.1 Educación primaria y secundaria universal

Para 2030, velar por que todas las niñas y todos los niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces

4.2 Desarrollo en la primera infancia y educación preescolar universal

Para 2030, velar por que todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y a una enseñanza preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria

4.3 Acceso igualitario a la educación técnica/profesional y superior

Para 2030, asegurar el acceso en condiciones de igualdad para todos los hombres y las mujeres a una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria.

4.4 Habilidades adecuadas para un trabajo decente

Para 2030, aumentar sustancialmente el número de jóvenes y adultos que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento

4.5 Igualdad entre los sexos e inclusión

Para 2030, eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situaciones de vulnerabilidad, a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional

4.6 Alfabetización universal de la juventud

Para 2030, garantizar que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de los adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética

4.7 Educación de la ciudadanía para el desarrollo sostenible

Para 2030, garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural  y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios

Tres formas de ejecución o medios de alcanzar las metas

4. a Entornos de aprendizaje eficaces

Construir y adecuar instalaciones escolares que respondan a las necesidades de los niños  y las personas discapacitadas y tengan en cuenta las cuestiones de género, y que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos

4. b Becas

Para 2020, aumentar sustancialmente a nivel mundial el número de becas disponibles para los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países de África, para que sus estudiantes puedan matricularse en programas de estudios superiores, incluidos programas de formación profesional y programas técnicos, científicos, de ingeniería y de tecnología de la información y las comunicaciones, en países desarrollados y otros países en desarrollo

4. c Maestros y educadores

Para 2030, aumentar sustancialmente la oferta de maestros calificados, entre otras osas mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo

La UNESCO ejerce el liderazgo mundial y regional en materia de educación, refuerza los sistemas educativos en el mundo entero y responde a los desafíos mundiales mediante la enseñanza con la igualdad de género como principio subyacente. Los Jefes de Estado y dirigentes gubernamentales y representantes de alto rango de la Naciones Unidas y entidades de la sociedad civil se reunieron el 25 de septiembre de 2015 y adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años.

De este modo en septiembre de 2015 a las 15:00 h en Nueva York con su Excelencia el Sr. MogensLynkketoft (Dinamarca) como Presidente del septuagésimo período de sesiones de la Asamblea General. En dicha 70a Asamblea General de la ONU se adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Objetivos que constituyen una agenda ambiciosa y universal para el desarrollo sostenible ‘de las personas, por las personas y para las personas’, elaborada con la participación activa de la UNESCO.

La UNESCO ayudó a elaborar la Agenda para el Desarrollo después de 2015 mediante el Marco de Acción de Educación 2030, incluido en la coordinación global del OSD 4. La Declaración de Incheon, adoptada en el Foro Mundial sobre la Educación en la República de Corea en mayo de 2015, encomendó a la UNESCO la labor de liderar y coordinar la agenda de la educación.  Y de este modo mientras los gobiernos tienen la responsabilidad principal en garantizar el derecho a una educación de calidad, la Agenda 2030 significa un compromiso universal y colectivo que requiere de la voluntad política, la colaboración mundial y regional, así como del compromiso de todos los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado, la juventud, las Naciones Unidas y otras organizaciones multilaterales para hacer frente a los desafíos educativos y construir sistemas inclusivos, equitativos y pertinentes para todos los educativos.

Según palabras de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, ‘con el Marco de Acción 2030 para la educación, gobiernos de todo el mundo se han puesto de acuerdo en cómo hacer de una promesa en el papel un cambio en el terreno’.  Desgraciadamente dicho cambio positivo solo fue adoptado por 70 ministros y representantes de los Estados Miembros, de las Naciones Unidas, de organismos multilaterales y bilaterales, de la sociedad civil, de organizaciones regionales, de docentes, de universitarios, de la juventud y del sector privado. Para llegar a ese acuerdo numerosos ministros y jefes de delegación tomaron la palabra en una reunión que se prolongó todo el día y llegaron al acuerdo de un Marco de Acción como resultado de un amplio proceso de consultas y orientaciones a los países sobre la manera de cumplir con la Agenda de Educación 2030. Se propone movilizar a todas las partes interesadas sobre los nuevos objetivos mundiales de la educación y plantea maneras de llevarlos a cabo. Se pretende Coordinar, Financiar y Revisa el programa de la educación para 2030, tanto a nivel mundial como regional y nacional, para garantizar igualdad de oportunidades educativas para todos.

“Es la primera vez a nivel mundial que se llevan a cabo consultas tan en profundidad sobre un nuevo objetivo de educación y con todas las voces en torno a la mesa. Es la primera vez que nos ponemos de acuerdo en torno a una hoja de ruta tan detallada”, dijo la Directora General Irina Bokova.

La ministra francesa de Educación, Educación Superior e Investigación, NajatVallaud-Belkacem, afirmó que su país ha adoptado los cuatro principios del marco de acción: el derecho a una educación de calidad y obligatoria, la afirmación de que la educación es una responsabilidad pública, la necesidad de brindar a los adultos oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida y la prioridad que debe darse a la igualdad de género. Según la ministra francesa “La convicción que guía nuestra política es que la desigualdad no es una fatalidad. Tenemos la responsabilidad de actuar y asegurar que el origen de los estudiantes no sea determinante en sus perspectivas educativas y oportunidades futuras”. Para esta mujer es fundamental la importancia de la educación para la ciudadanía mundial y el papel fundamental que pueden desempeñar las escuelas en la lucha contra el extremismo y en la promoción de valores como la libertad, la tolerancia y la no discriminación.

Los elementos esenciales del marco de acción se acordaron en el Foro Mundial de Educación celebrado en Incheon, República de Corea. La Declaración adoptada allí representa el firme compromiso de los países y de la comunidad educativa en torno a un programa de educación único, Educación 2030, completo, ambicioso, integrador y con aspiraciones. La Declaración encomienda a la UNESCO, como organismo de las Naciones Unidas especializado en educación, que continúe liderando y coordinando el programa de Educación para 2030.

“El Marco de Educación 2030 define criterios ambiciosos… Necesita por lo tanto nueva financiación, para cubrir el déficit anual de 40.000 millones de dólares, para invertir allí donde las necesidades son mayores. Es preciso que cada país cumpla con el objetivo de destinar 6% de su Producto Interior Bruto a la educación”, dijo Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. “Es preciso también que el 0,7% de toda la ayuda oficial al desarrollo se destine a la educación. Si no queremos dejar a nadie rezagado, es necesaria más y mejor inversión apoyada en políticas más fuertes”.

La reunión de alto nivel que decidió las nuevas políticas de educación mundial estuvo organizada por la UNESCO junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y el Banco Mundial. En la reunión se anunció también la próxima incorporación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

E.F.E

Para terminar decir que la Agenda Mundial Educación 2030 y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS)mundial es más que un ‘pin’en la solapa de la chaqueta de un político. Es un sueño y forma de mejorar el mundo que todos podemos hacer realidad con nuestras aportaciones tanto personales como profesionales. Todos contamos para hacer posible un mundo mejor. Que no nos detenga ninguna excusa…

SILVIA TOLOSA LÓPEZ

Licenciada en Derecho, Jurista

Emprendedora Social, apasionada de la Gestión Administrativa

Escritora, Colaboradora con los medios y CEO de mi misma.

¿Te gustó este artículo?