Noticias

Del aula al metaverso. Qué hay que estudiar para trabajar en esta incipiente industria

Del aula al metaverso. Qué hay que estudiar para trabajar en esta incipiente industria. Recién nacida e impulsada nada menos que por Facebook, cada universidad aborda el concepto de un modo diferente; las opciones locales

Metaverso es, en pocas palabras, un concepto que describe una experiencia inmersiva y multisensorial en un mundo virtual. En esta dimensión, los usuarios pueden trabajar, jugar, comprar productos e interactuar con otras personas.

Dado que el desarrollo de estos entornos virtuales es incipiente, se espera que requiera de miles de profesionales encargados de crear experiencias realistas para que los individuos se conecten entre sí de maneras menos impersonales; por ejemplo, compartiendo el lenguaje corporal y gestual.

Planes y materias

Las instituciones educativas admiten que no tienen previsto crear carreras específicas vinculadas con el metaverso, pero sí estiman profundizar la enseñanza de ciertas tecnologías relacionadas.

Sergio Aguilera, secretario académico de Informática de la Facultad de Ingeniería y Tecnología Informática de la Universidad de Belgrano, explica que dentro de la carrera de Técnico en Diseño y Animación Digital trabajan con varios de los contenidos y herramientas que se integran en el concepto de metaverso. “Avanzaremos en el nuevo programa de la carrera, que entrará pronto en vigor. En esta propuesta ya figuraban diseño 3D, videojuegos, animación, programación y diseño de personajes, y se sumará la realidad aumentada”.

Por su parte, Luis Paolini, director de la Licenciatura en Gestión de Negocios del ITBA, explica que, si bien el concepto de metaverso tomó mucha relevancia en el último tiempo, incluye tecnologías que la organización enseña desde hace años. “La universidad cuenta con un laboratorio de captura de movimientos, así como también una materia de realidad virtual”, señala.

Desde la Universidad de Morón indican que en los próximos meses consolidarán una oferta académica que tendrá como temática central los conceptos asociados al metaverso, como la realidad virtual y la realidad aumentada. “Esta propuesta permitirá que los interesados se capaciten en conceptos del metaverso, de modo que puedan luego aplicarlo en implementaciones de soluciones para diversos ámbitos de desarrollo”, detalla Gabriela Chapperón, secretaria académica de la Escuela Superior de Ingeniería, Informática y Ciencias Agroalimentarias de esta universidad.

El futuro del empleo

Dado que el metaverso es la integración en una plataforma informática específica en la que la acción es, fundamentalmente, la inmersión en un espacio virtual, se espera que impacte también en nuestra forma de trabajar.

Además, como los desarrollos son aún incipientes, los entrevistados vaticinan que la industria demandará muchos más programadores, arquitectos de software, administradores de clusters en la nube, diseñadores digitales, animadores 2D y 3D y creadores y conservadores de contenidos, así como también profesionales que, desde los negocios, puedan interpretar las necesidades de ese avatar que representa a un humano real, por lo que se espera que también haya demanda de especialistas de marketing y publicidad, entre otros.

Marcelo De Vincenzi, decano de la Facultad de Tecnología Informática, vicerrector de Gestión y Evaluación de la Universidad Abierta Interamericana, explica que el metaverso, al tratarse de un concepto, puede ser profesionalmente abordado desde múltiples aristas. Por eso, estima que hay oportunidades para todos, aunque sugiere que los que quieran estar en el núcleo del concepto deberían especializarse en videojuegos y animación digital.

Como el metaverso disipa las fronteras entre el mundo físico y el virtual a partir de la creación de modelos híbridos en todas nuestras actividades, Andrés Pallaro, director del Observatorio del Futuro en Universidad Siglo 21, cree que serán varios sus impactos en el mundo del trabajo para la fuerza laboral en general.

“Crecerá aún más la deslocalización del talento, se potenciarán las nuevas funciones de áreas de recursos humanos, operaciones y diseño en las organizaciones; y los trabajadores deberán desarrollar habilidades tecnológicas más allá del área en la que se desempeñen. Por supuesto, el metaverso acelerará la incubación y creación de nuevos roles y perfiles aún desconocidos”, concluye.

Por lo pronto, la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, ya impartió su primera clase completa en el contexto del metaverso para que los alumnos de la asignatura de realidad virtual tengan una experiencia más cerca con la disciplina que, precisamente, están estudiando.

Fuente: La Nación

Por Débora Slotnisky

Más Noticias

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Sígueme en las Redes