“APRENDER A TRAVÉS DEL ERROR”, UNA ESTRATEGIA EDUCATIVA

Amigos y Anunciantes que nos apoyan

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“APRENDER A TRAVÉS DEL ERROR”, UNA ESTRATEGIA EDUCATIVA

Somos diferentes por lo tanto todos superamos los desafíos de manera diferente.

Consideramos que el error es una fuente de aprendizaje que debemos valorar de manera objetiva y analizar las causas que nos llevan a cometer errores así como las consecuencias que nos significan un aprendizaje por lo que la presente propuesta pretende apoyar a los niños a identificar sus emociones y sentimientos, así como a gestionar los errores y por otra parte orientar a los actores educativos familia y escuela en la educación y formación de nuestra niñez.

Dicha estrategia está integrada por varios temas cuyas actividades a continuación se describen y se proponen trabajar de manera conjunta en los contextos familiar y escolar. Se recomienda dar un espacio para tratar estos temas así como aprovechar las circunstancias que se vayan presentando en el día a día.

En primer lugar abordaremos el tema de “Perder el miedo a equivocarnos”

Teniendo en cuenta que cometer errores es imposible, debemos procurar ver en éstos una oportunidad  a la que le sumamos esfuerzo y obtenemos como resultado un aprendizaje, ya que a lo largo de nuestra vida siempre vamos a cometer errores que se convertirán en grandes experiencias de diversos aprendizajes hasta lograr nuestra meta.

En la curva del aprendizaje propuesta por Nottingham (2019) podemos observar el cambio de actitud que experimentamos ante lo que nos significa un reto, suponiendo que no entendemos lo que pasa, creemos que nos equivocamos porque la actividad es muy difícil y no podemos hacerla, sin embargo después de la reflexión identificamos nuestro error y retomamos el camino corrigiendo nuestro procedimiento en la realización de la actividad; descubrimos que podemos pedir apoyo en el contexto en que nos encontremos, entendemos y solucionamos el problema y asumimos una actitud para evitar rendirnos.

La segunda parte de la estrategia se titula ¿Y cómo toleramos la frustración? en la que compartimos las siguientes sugerencias con los niños para manejar la frustración.

  • Esforzarnos para resolver los problemas, cuestionarnos sobre la situación que estamos viviendo y ser creativos en las soluciones.
  • Procurar tener actitud positiva ante las circunstancias que se nos presentan día a día.
  • Ser constante y perseverante en la práctica de actividades que nos llevan al logro de objetivos.
  • Evitar las rabietas y hacerse daño o lastimar a alguien más.
  • Proponernos objetivos y reflexionar en cómo los podemos lograr
  • Relajarnos a través de la práctica de diversas actividades como técnicas de respiración, mindfulness, acercamiento a las artes como la pintura, escultura, baile; ejercitarse en los deportes, etc.
  • Pedir ayuda en el contexto familiar o en el escolar, saber que siempre contamos con alguien que nos puede orientar.
  • Reflexionar acerca de lo que estamos sintiendo y cómo podemos gestionarlo.
  • Sentirse feliz al valorar nuestra vida misma y a quienes tenemos en ella.

El siguiente tema es ¿Cómo superamos los desafíos?

Iniciamos planteando a través de diversos cuestionamientos qué es lo que nuestras niñas y niños quieren lograr y cómo lo van a conseguir, qué deben hacer primero, cuál sería el plan de seguimiento, etc.

La automotivación es muy importante en cada paso, el sentir convicción de tener la capacidad para lograr metas, la certeza de superar los desafíos, la seguridad en uno mismo, identificar  fortalezas y talentos, el ver cada desafío como una oportunidad de aprendizaje y estar conscientes que todos somos diferentes por lo tanto todos superamos los desafíos de manera diferente.

Finalmente unas recomendaciones para las familias y la escuela:

  • Debemos dar ejemplo de actitud positiva, de educar y formar con congruencia entre lo que pensamos, hacemos y decimos.
  • Educar en la cultura del esfuerzo, enseñarles a nuestros niños y niñas a esforzarse para resolver el fracaso, evitar darles todo ya hecho.
  • Evitar ceder a las rabietas.
  • Apoyarles en cuanto a las metas que se propongan, que sean realistas.
  • Convertir la frustración en aprendizaje, dar retroalimentación.
  • Enseñarle a ser perseverante.
  • Ser un referente en el tema de la tolerancia a la frustración
  • Valorar su esfuerzo y elogiarlo cada vez que logre un avance en sus objetivos.
  • Jugar a interpretar situaciones frustrantes.
  • Analizar con ellas y ellos las situaciones en cuanto a sus ventajas e inconvenientes para tomar decisiones.
  • Animarlos a sentirse valientes para que practiquen y obtengan experiencia y seguridad.

Es muy importante que el binomio familia y escuela una esfuerzos para lograr superar dificultades y asuma su compromiso de trabajar en unión para responder a las necesidades educativas que se van presentando en las diferentes etapas a lo largo de la vida; en la formación y educación de ciudadanos del mundo fuertes, autónomos e independientes que respondan a las necesidades de las circunstancias que les toque vivir, que asuman su responsabilidad con entereza en la toma de decisiones y actúen con criterios bien definidos en la consecución de su proyecto de vida.

Referencias:

  • Nottingham, J. (2019). Aprendizaje basado en desafíos. España: Trillas

– https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/consejos-ensenar-tu-hijo-tolerar-frustracion

– https://desarrollo.dgdge.sep.gob.mx/curso_pnce_familias

– https://www.mexicox.gob.mx/courses

¿Te gustó este artículo?