CLASE 4. El docente y su legitimidad profesional

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
CLASE 4. El docente y su legitimidad profesional

Curso Educación y política en la globalización por Dr. Miguel Ángel Barrios

En esta oportunidad entramos a la escuela, el ámbito específico donde se recibe el proceso de enseñanza aprendizaje, la transmisión de saberes, de información y de comportamientos morales de sujetos especializados que son los docentes, a sujetos pedagógicos que son los alumnos.

Esta transmisión de conocimiento parte de un profesional del conocimiento de la educación. Este  profesional ha estudiado y posee título superior. El título de maestro nacional es un titulo que en la década del 70, era un titulo intermedio que desapareció para transformase en profesor para la enseñanza primaria y este título es un título superior no universitario.

En la Argentina el sistema educativo consiste según la última ley de educación como así también en la anterior ley de educación, en que existe el nivel inicial, preescolar, el nivel primario, el nivel secundario y el nivel superior no universitario y el nivel superior terciario dentro del mismo nivel. Por lo tanto el docente, tanto el del nivel inicial, primario y el profesor para el nivel secundario poseen títulos superiores. Esto no ha sido bien aclarado en la Argentina y por lo tanto se considera o se ningunea muchas veces al docente y se le hace perder la autoestima en que poseen títulos de segunda categoría. Es una concepción social peyorativa.

El problema central de la docencia es la falta de autoestima pero simultáneamente también tiene que venir como contrapartida la exigencia del Estado. Ya no mas cursos, esos abanicos de cursos tipo kioscos, sino licenciaturas universitarias, porque el titulo de nivel superior terciario, como lo dice la ley de educación, articula perfectamente con los títulos universitarios. Entonces que exista una licenciatura en educación inicial, en educación de nivel primario, una licenciatura en ciencia de la educación para todos los niveles, cuestión que permita que el docente en sus niveles puedan acceder inclusive hasta un título de doctor, porque el problema de la educación no es una cuestión salarial, esta cuestión es el último punto y el más fácil.

Se trata de generar la necesaria capacidad de autoestima que necesitamos como docentes, como transmisores profesionales del conocimiento, pero esto también va a dejar en e camino a muchos docentes que están en el sistema educativo pero no tienen la suficiente vocación  y tampoco tienen el suficiente amor. La docencia es una vocación pero también es un amor y es un trabajo, una triple dimensión: vocación, amor y trabajo. El amor liga a la vocación y al trabajo. Por lo tanto estamos haciendo una revalorización de ese docente desde el nivel inicial, primario, secundario y terciario como títulos profesionales del nivel superior terciario que no tienen ninguna cuestión despectiva ante el nivel del título profesional del nivel universitario.

Dr. Miguel Ángel Barrios

Dr. Miguel Ángel Barrios

Dr. Miguel Ángel Barrios

Profesor de Historia, Magister en Sociología, Magister en Educación, Doctor en Educación, Doctor en Ciencia Política-Universidad del Salvador-Bs. As.

Más artículos del autor

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Últimos Artículos

Sígueme en las Redes